Terapia Magnética

Información Rápida para

Precios desde

$5,000 mxn

Tipo de terapia: Medicina Alternativa, Energética, Balance y Bienestar

Esta terapia usa: Máquinas de Imanes | Aparato de Magnetoterapia | Camilla | Kit de Imánes | Cinturón Para Magnetoterapia

Trata Padecimientos de tipo: Anímicos, musculares, articulares, de la piel, respiratorios y salud en general

Es para: Personas que tengan algún tipo de dolencia y busquen solucionarlo de una forma práctica y no invasiva.

Tiempo de Tratamiento: 10 Sesiones

Costo de Terapia: $5,000 mxn


¿Qué es la Terapia Magnética?

La Terapia Magnética es un tratamiento alternativo muy usado en países occidentales, el cual consiste en la colocación de campos magnéticos de manera local o general en el cuerpo. Con esta terapia se puede curar o prevenir cualquier tipo de dolencia.

La teoría básica es el uso de ondas magnéticas que atraviesan los tejidos; éstas llegan a nuestros órganos internos y a nuestro sistema circulatorio, equilibrando la energía general del cuerpo y logrando una activación de las funciones orgánicas naturales de éste.

Actualmente, esta terapia está presente en diversos productos y equipos distintos. Por un lado, la encontramos en joyas magnéticas, correas magnéticas, en colchones, parches. Y por otro lado en suplementos magnéticos y equipos especializados. Es por ello que tiene la ventaja de que se puede auto aplicar.

Se ha observado que mediante la terapia magnética muchas personas encuentran solución a alguna dolencia que no habían podido sanar por largo tiempo, adicionalmente se logra regular el metabolismo del organismo así como el potencial de hidrógeno.

Si te parece interesante, tienes que seguir leyendo este post para que conozcas más a fondo cuáles son sus usos.

Historia de la Terapia Magnética

Hoy en día no se conoce con exactitud la fecha en la que inicio esta terapia. Sin embargo, hay varias fuentes que dicen que el uso de imanes con efectos terapéuticos fue iniciado por Magnes, un pastor griego que utilizaba una piedra de magneto para jugar, debido a que descubrió que atraía piezas de diversos metales.

A partir de aquí, médicos de la historia como Paracelsus en finales del siglo XVI, comenzaron a usar barras magnéticas para tratamientos diferenciales entre los polos positivos y negativos. Un poco más tarde, en el Siglo XVIII, se conocía más  la terapia y se le acuñaba el término magnetismo animal.

En el siglo XIX varios investigadores físicos estudian el campo magnético para valorar sus aplicaciones industriales y por su puesto médicas (Faraday. Maxwell y Gauss). Ya en el siguiente siglo, es decir en el XX, los doctores Barnothy y Davis, son los que desarrollan los efectos de los campos magnéticos en el cuerpo humano.

En la actualidad conocemos el uso de los imanes con otras teorías que unen la terapia magnética con los puntos (acupuntura), siendo estos últimos estimulados por los campos magnéticos generados por los imanes, utilizándolos en parejas o pares en diferentes puntos del cuerpo.

¿Cuáles son los beneficios y sus efectos?

Como ya mencionamos, uno de los principales efectos de la terapia magnética es la reducción de dolor, siendo muy eficaz para pacientes que sufren alguna dolencia por uno u otro motivo. Sin embargo existen muchos más beneficios:

Beneficios físicos

  • Actúa en el sistema circulatorio previniendo enfermedades cardiovasculares.
  • Opera como antinflamatorio, reduciendo notablemente la inflamación de los músculos y las articulaciones.
  • Disminuye el dolor de las roturas de huesos, producto de una lesión, un esguince, o traumatismo severo.
  • Ayuda a disminuir el edema en piernas y la acumulación de líquidos.
  • Reduce problemas de mala digestión.
  • Fortalece el sistema inmunitario, reduciendo la posibilidad de contagio de enfermedades como la gripe o el catarro.
  • Favorece a pacientes a recuperar su energía física luego de haber sido sometidos alguna intervención quirúrgica

Beneficios emocionales

  • Ayuda a desaparecer el insomnio y los problemas asociados.
  • Elimina el estrés negativo.
  • Ayuda a recuperar el apetito perdido.
  • Mejora la sensación de fortaleza interna y la autoestima.
  • Reduce los problemas relacionados con la falta de autocontrol y lo mejora.
  • Favorece la relajación.
  • Benefician el humor y energizan en casos de agotamiento.

Enfermedades que utiliza la Terapia Magnética

  • Alteraciones pasajeras de la circulación sanguínea cerebral después de un insulto o trauma.
  • Neuritis en diferentes localizaciones, dolores fantasmas y polineuritis vegetativa.
  • Ganglionitis inflamatoria de los troncos simpáticos.
  • Enfermedades isquémicas ligeras y de grado medio del corazón, endoarteritis, arteriosclerosis oclusiva de los vasos de las piernas y los brazos.
  • Insuficiencia venosa crónica, incluyendo alteraciones tróficas.
  • Osteoartrosis en todas sus manifestaciones articulares.
  • Asma bronquial.
  • Cáncer de cuello uterino, de mama y pulmón.

¿Cómo funciona la Terapia Magnética?

Esta terapia se basa en la aplicación de campos magnéticos en el cuerpo. Éstos reaccionan con los iones de los tejidos que permite la relajación y que conduce a una circulación sanguínea más fluida.

Al aplicar estos campos magnéticos de mediana densidad, que impactan en zonas específicas del cuerpo, se equilibra el PH del mismo y se restablece si se encontraba alterado por la presencia de microorganismos patógenos, tales como virus y bacterias.

Además dichos campos también son capaces de atraer sustancias de la sangre como la deoxihemoglobina, es decir, la hemoglobina que no tiene oxígeno para transportar, y ello tiene efectos en la propia circulación de la sangre.

Los imanes son indispensables en esta terapia y el éxito del diagnóstico o del tratamiento depende de su correcta colocación.

Tipos de Terapia Magnética

Principalmente existen 2 tipos de Terapia Magnética, las cuales se deben diferenciar.

La Imanterapia

Quizás sea una de las más usadas, por su sencillez y practicidad. En ella, se colocan una serie de distintos imanes en el cuerpo o la zona que se quiere mejorar. Su densidad es muy pequeña, debido a que son estáticos y permanentes en el cuerpo.

Hay una gran variedad entre los que encontramos pulseras magnéticas, joyas, correas, tobilleras, rodilleras, para espalda, hombreras y plantillas de zapatos.

Aparatos magnéticos

Son los aparatos especializados, los cuales se encuentran sobretodo en clínicas y hospitales, aunque en la actualidad muchos de ellos se pueden comprar para uso doméstico. Se aplican local o general en el cuerpo, adaptándose a la zona para tratar la patología pertinente. Estos pueden ser de alta intensidad yendo de 100 a 8000 hz o de baja frecuencia (menos de 100 hz).

  • Los de baja frecuencia, actúan más de forma general. Aunque algunas veces también de manera local, siempre que la dolencia sea leve, aun siendo crónica pero fácil de tratar. La duración es variable, aunque puede llevar unos 60 minutos realizarlas diariamente. Para procesos agudos con pocas sesiones basta; si es crónico como artrosis, artritis u osteoporosis, entonces se necesitan al menos 20.
  • Los de alta frecuencia, actúan mejor de forma local, en zonas específicas de tejido blando y poco profundo. Y se utilizan en enfermedades agudas con un deterioro del sistema nervioso.

Tiempo y proceso de Terapia Magnética

Su aplicación es sencilla. Durante el tratamiento deberás sentarte o acostarte en función de la zona que vaya a ser tratada. El especialista te colocará el aparato en la zona pertinente.

En cuanto a la duración, lo normal es aplicar la terapia en periodos de 20 a 30 días seguidos, pasados los cuales se verifica la evolución de la patología y se considera si continuar con el procedimiento establecido hasta el momento o se modifican los parámetros.

Normalmente las aplicaciones suelen ser diarias, inclusive depende de la patología a tratar, se pueden realizar más de una vez al día.  Con equipos de 150 Gauss se realizan aplicaciones con una duración de 45 minutos. Pero esto es solo orientativo, porque lo recomendable es que el médico decida las pautas de aplicación para verificar la evolución del tratamiento.

Uno de los principales beneficios de la terapia magnética es el efecto analgésico, por tanto, deben disminuir las molestias pasadas unas cinco o seis sesiones de tratamiento. Si no es así, no dudes en consultar a tu médico o fisioterapeuta.

¿Qué esperar después de una sesión de Terapia Magnética?

Algunos pacientes pueden llegar a presentar una “crisis de curación, producto de la desintoxicación”.

Esta crisis puede llegar a producir:

  • Sueño: durante su tratamiento el paciente está más predispuestos a dormir o a caer en sueño con más facilidad. Sin embargo, va a mejorar la calidad del sueño, no se dormirá más, sino mejor.
  • Dolores de cabeza: luego de la primera sesión es algo normal y que disminuirá al pasar de las sesiones.
  • Sensación de hormigueo: también pasajero, en la zona que se haya tratado.

¿Cuánto cuesta la Terapia Magnética?

Consulta Desde

$‍500 mxn

Consulta Hasta

$‍1,000 mxn

Número de Consultas

10

Precio de Tratamiento

$‍5,000 mxn

Material: Campos magnéticos, imanes, cama de tratamiento, consultorio

Medicamentos: N/A

Toma en cuenta que: No necesitas nada en especial para acudir a tu terapia, ya que todo el material es proporcionado por el especialista.


¿Qué certificaciones se requieren para ser un especialista en Terapia Magnética?

Es indispensable que se estudie en una institución que siga el trabajo del Dr. Isaac Goiz Durán, quien descubrió esta terapia.

En México hay varios centros de capacitación, entre los mejores tenemos:

Centro de Biomagnetismo Médico Anahuacalli A.C.

Techtitute

¿Quién no debe tomar esta terapia?

La terapia magnética es una de las terapias físicas que tiene un menor número de contraindicaciones absolutas. Sin embargo existe un pequeño riesgo en personas que llevan implantado un marcapasos, ya  que un equipo que genera impulsos magnéticos intensos afectará a un marcapasos y en modo alguno podemos correr riesgos. De tener uno, es necesario consultar al médico para saber si eres candidato a este tipo de tratamiento.

En el caso de patologías tumorales, está contraindicado precisamente por la capacidad de acelerar los procesos tróficos, en éstas patologías prácticamente queda excluida cualquier aplicación de electroterapia.

En mujeres embarazadas, aunque no se haya realizado ningún estudio sobre el riesgo, lo cual es muy comprensible, es preciso un cuidado exquisito así que como precaución queda excluida la terapia.

Ante alguna duda, no dudes en consultar, pues en Sanaterapia hay especialistas que te explicaran en qué consiste y si puedes someterte a esta terapia.

Conoce Otras terapias